Inicio

Ceres Adriana García-Baquero Velasco, Sevilla, Españapeke-playa-marbella

Cuando alguna persona me pregunta qué es para mí el Arte…

Para mi el arte es ese lugar al que escapo, donde puedo encontrar un lenguaje propio. Es un buen aliado para comunicar lo que de otro modo puede resultar difícil.

Para mí, la producción creativa, es un hecho no sólo de procedimientos, sino de investigación, de reflexión en torno al fenómeno artístico. Me interesa su implicación en la sociedad humana, en la historia, en el pensamiento, así como en la ciencia.

Es por ello, que pienso que el arte trasciende al placer que incita el propio hecho de mirar lo secreto, que también.

Tiene mucho más que ver con una actitud activa, que con una actitud pasiva, tal como lo entiendo. Tiene más que ver con una mirada reflexiva.

Así el arte busca provocar preguntas, exponer la evidencia.

Es ese proceso de comunicación “invisible” -el que más me interesa- en el que sólo son cómplices “la obra” y la persona que “la mira”, es decir, el objeto y el sujeto al que se le muestra. Aquí el ser artista ya no existe.

La mirada del otro, se apropia de la obra, se impone a la propia mirada de quien la ideó, se impone sobre el hecho, el objeto, el fenómeno mirado, pensado. Hacer arte es como lanzar una piedra al universo y que este te la devuelva una y otra vez transformada.

Al artista le corresponde dar a luz ‘un principio de creación’ que luego se recreará en continuo. El sentido de la obra no termina con su forma material, física, sino que es en continuum que sigue reconstruyéndose en cada mirada que se detiene en ella, en cada oído que la escucha, en cada piel que la siente, en cada mente que la piensa.

PEQUEÑA BIOGRAFÍA

Nací en Sevilla aunque me considero ciudadana del mundo.

Mi interés por el arte comienza desde pequeña, sintiendo la necesidad de expresarme a través de los medios a mi alcance. A los 8 años, comencé estudios de música y piano en un Conservatorio Elemental que acababan de poner en funcionamiento en el pueblo donde por aquel entonces vivía.

Durante mi formación escolar, tuve la oportunidad de participar en diferentes talleres que se hacían por las tardes. En el de Fotografía conocería el poder mágico de los líquidos de revelado, en el cuarto oscuro. Otro taller, el de ‘teatro’, me brindaría la posibilidad de evadirme de mí misma. Y el de la ‘revista escolar’ me permitía desarrollar escritura creativa.

Otra de mis inquietudes sería conocer la realidad social en un empeño por mejorarla desde la educación, la Pedagogía (disciplina preocupada por el fenómeno educativo y social). Así comencé a estudiar Ciencias de la Educación (Pedagogía), en septiembre de 1999, licenciándome en junio de 2004, por la Universidad de Sevilla. La Facultad de Pedagogía me brindó la oportunidad de tener experiencias reales sostenidas desde un punto de vista académico y científico, además del intercambio cultural y humano que supuso esta gratificante experiencia.

Posteriormente, en 2010 ingresé en la Facultad de Bellas Artes, de la Universidad de Sevilla, graduándome en junio de 2015. Este mismo año, comencé nuevos estudios universitarios en la Facultad de Psicología. Mi paso por la Facultad de Bellas Artes también supuso una experiencia interesante, no solo por los conocimientos acumulados sino también por el ambiente artístico y cultural que caracteriza a dicha facultad.

Mi acercamiento a la Psicología (Psicobiología), se relaciona con una fuerte inquietud por saber más sobre la mente humana que, a la vez, complementa mis conocimientos previos -desde un punto de vista biológico-, para entender mejor los procesos psicológicos internos que guardan estrecha relación con el pensamiento humano, con la lingüística, con la semiótica, con la percepción, con el proceso creativo.

Actualmente, realizo proyectos artísticos propios y sigo aprendiendo, en un constante diálogo con el mundo del conocimiento, esperando así enriquecer el discurso de mi trabajo artístico.

   C-´2-´)

Anuncios